Uno de los aspectos fundamentales que he aprendido, a la hora de progresar y ser más eficiente, en mi experiencia en la gestión de proyectos y también en el mundo del Coaching, es la importancia vital de establecer objetivos y hacerlo correctamente. Si un problema bien definido es más de  la mitad de la solución, con un objetivo bien definido ocurre lo mismo.

Los profesionales mejor valorados tienen objetivos claros. Henry Thoreau  decía  que “a la larga, sólo se alcanza a lo que se apunta. Por lo tanto, mejor que se apunte a algo elevado”………

Ir al artículo completo en projectcoaching.es

Compártelo en tu red