Tú forma de pensar, tu carácter y tus creencias determinan el nivel de tus resultados.

Todos nos enfrentamos en la vida a problemas y obstáculos frente a los cuales muchas veces nos quedamos paralizados. Es como si nos invadiera una profunda convicción de que el problema es insoluble o sencillamente que no tenemos el talento ni la capacidad necesarios para encontrarla solución.

Si queremos aumentar nuestra capacidad de resolver problemas necesitamos aprender como transcender los límites que nuestra propia mente nos está imponiendo.

Ir al artículo completo en projectcoaching.es

Compártelo en tu red