Existe la creencia de que una vez que un tren pasa por tu puerta y no lo tomas, ya no vuelve a pasar nunca más. Que las oportunidades vienen una sola vez, y que hay que aprovechar ese momento o nunca volverás a disponer de él. Lo creas o no lo creas, hay un método para al menos aumentar el número de trenes que paren por tu estación.

Ir al artículo en sabiduriaconsciente.com

Compártelo en tu red