Conozco a personas que se enfrentan cada día con su entorno de dos formas distintas. Dos formas que podríamos llamar “Crear vacíos” y “Esperar al límite”.

Ambas formas de comportamiento están arraigadas por los hábitos que cada persona ha ido incorporando a lo largo de su vida, y también por sus creencias.

Te propongo explorarlas para descubrir en qué se fundamentan y qué podrías aprender si te reconoces en alguna de ellas.

Seguir leyendo en sabiduriaconsciente.com

Compártelo en tu red