Cuando a Eric Schmidt, el que fuera consejero delegado de Google durante los últimos 10 años, le preguntaron en una entrevista en la CNN cuál era el mejor consejo que había recibido, su primera alusión fue para John Doerr, su compañero en el consejo de administración que en 2002 le aconsejó contar con un coach. Schmidt supo y comprobó de primera mano el poder de la asociación entre el coaching y un deseo emprendedor como el que él demostró tener.

En este artículo te quiero mostrar tres de las razones por las que emprendedores como Schmidt aceleran la materialización de sus ideas a través del coaching.

Seguir leyendo el artículo en sabiduriaconsciente.com

Compártelo en tu red