El Mercado Central de Valencia recibe en un día cualquiera un regalo de la mano de varios artistas que van apareciendo camuflados entre los diversos puestos y tiendas, e interpretando fragmentos de la Traviata de Verdi ante los sorprendidos y emocionados clientes del mercado.

 

Compártelo en tu red