Ya mañana empiezo. El lunes me pongo sin falta. En cuanto tenga un hueco empiezo a entrenar… ¿Cuántas veces hemos dicho alguna de esas cosas? Pero esta vez es la definitiva, hoy es el día. Levántate y brilla.

Bienvenido al desafío. A partir de ahora no vamos a escuchar esos pensamientos negativos. ¿Cansado? No tanto para dejar de entrenar. ¿Frío? Si lo deseas no importa el tiempo. Hoy comienza el desafío contra tu mayor oponente, tú mismo.

El camino fácil es no levantarse, poner una nueva excusa y seguir durmiendo. ¿Pero eso es lo que quieres? ¿Por qué no te levantas y empiezas a entrenar? ¿Qué se esconde detrás de esas excusas? Miedos, fracasos, dudas, inseguridades.

Recuerda, este es el desafío. Estás en una continua lucha contra tu interior, ese que te dice que pares, que no merece la pena sufrir, que tus rivales son más fuertes que tú y que nunca lo vas a conseguir. ¿Estás dispuesto a tirar la toalla? ¿Vas a salir derrotado una vez más?

Así que, amigo, “Levántate y Brilla” (Rise and Shine)…no hay nada que esperar.

Compártelo en tu red