Maickel Melamed tiene sobre sus hombros una historia luminosa llena de superación, amor y de esfuerzo. Él es sin duda un claro ejemplo de desarrollo humano en la adversidad desde la niñez. Al nacer fue diagnosticado con “retraso motor”, debido a un asfixiamiento con el cordón umbilical, causando en su organismo un estado general que lo dejó sin posibilidad de moverse.

Muy poca gente creía en su futuro. Las expectativas de su vida eran nulas, pero decidió que vivir valía la pena y es allí donde todo comienza: su familia decidió que él no sería alguien especial; ellos comenzaron a explorar todas las alternativas existentes para que viviera en un ambiente de exigencia, optimismo. Lo impregnaron de confianza, y él lleno de esta esa energía comenzó a moverse.

Maickel, desde su experiencia vital sabe que el liderazgo y el trabajo en equipo comienzan en la familia. Por el camino pudo disfrutar del apoyo de múltiples “héroes y maestros”, como los llama él, para seguir luchando contra sus limitaciones, para seguir caminando hacia sus sueños, aso a paso hacia la meta.

Ingresó en la Facultad de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello, donde se destacó no sólo como estudiante sino como líder estudiantil.

Una vez graduado de la Universidad decidió vivir un tiempo en solitario en Londres con la excusa de perfeccionar el idioma, y con el propósito de probarse a si mismo, de explorar hasta dónde era capaz de llegar viviendo su primera experiencia como individuo.

Al finalizar su estadía en Londres, escogió dejar la profesión que estudió para dedicarse por completo al Ser Humano, comenzó en el área de educación experiencial trabajando con organizaciones juveniles de Venezuela y Latinoamérica.

Luego se formó psicoterapeuta Gestalt, camino que lo llevó a ayudar, a ser coach, y a inspirar a individuos, comunidades y organizaciones.

Ha practicado deportes extremos como el parapente, paracaidismo, buceo, montañismo y ahora el atletismo.

Subió la montaña más alta de su país, Venezuela, el pico Bolívar (5.007 m.s.n.m.), ha participado en maratones como el de New York, Bertlin y Chicago

Por más de 10 años ha sido conferencista, facilitador y tallerista para organizaciones en Venezuela, Colombia, México, Perú, Costa Rica y Estados Unidos.

Su propósito de vida es ayudar a otros a ser mejores de lo que creen que pueden ser, a través del descubrimiento de  su verdadero potencial para ponerlo en práctica.

Compártelo en tu red