Cuando algo te funciona y crees que puede ser de utilidad a otras personas, lo compartes, o eso es al menos lo que hago yo mediante los posts de este blog o los talleres y seminarios que desarrollo. Sin embargo, incorporar consejos aún sabiendo que van a estar a nuestro favor requiere a veces cambiar drásticamente nuestros hábitos y creencias, y retar a nuestro saboteador interno.

Este post discurre por algunas de las causas que pueden sabotear nuestros planes a la hora de plantearnos nuestras metas vitales, e intenta desenmascarar a esa voz interna que nos impide cambiar, progresar y crecer.

Seguir leyendo en sabiduriaconsciente.com

Compártelo en tu red