En un mundo actual donde la urgencia por hacer o tener deja poco espacio a la reflexión, es fundamental encontrarnos a nosotros mismos y por ende buscar nuestro camino personal.

El tomar conciencia de esto nos lleva a una decisión importante. Como Neo en Matrix, se nos ofrecen dos píldoras. Una nos mantendrá en el mundo de creencias y realidades ficticias en el que somos meras marionetas; otra nos sumergirá en la realidad dura, pero que nos conecta  radicalmente con la Vida y nos da poder para afrontarla.

En este contexto, a modo de símil,  la sociedad es como un juego. El 5% lo conoce. De ese 5 solo hay un 2% que lo sabe jugar y apuesta por la píldora que nos conecta con la vida y el 95% está a lo que dicta el 2%.

Como dice Jack Canfield, “defendemos nuestros malos hábitos autodestructivos (como beber y fumar) con lógica indefendible, Ignoramos los consejos útiles, dejamos de educarnos y aprender nuevas habilidades, desperdiciamos el tiempo en los aspectos triviales de la vida, nos entretenemos en cotorreos inútiles, comemos alimentos poco saludables, no practicamos ningún ejercicio, gastamos más dinero del que ganamos, no invertimos en nuestro futuro, evitamos conflictos necesarios, nos abstenemos de decir la verdad, no pedimos lo que queremos, y luego nos preguntamos por qué nuestras vidas no funcionan”.

Nos han vendido la idea de que a mayor posesión material, más felicidad pero ¿es verdad? …………………………

Ir al artículo completo en projectcoaching.es

Compártelo en tu red